SANTIAGO DEL ESTERO Argentina

El Papa prevé viajar a la Argentina en el segundo semestre del año

"Quiero ir allí. Diez años está bien, está bien, puedo ir", sostuvo en una entrevista a un programa de la TV italiana. También habló de la guerra, los migrantes y bendición a parejas "irregulares".

ESCENARIOS 15/01/2024 Soy de Santiago Soy de Santiago
el-papa-preve-viajar-a-la-argentina-en-el-segundo-semestre-del-ano-VKYI

Las bendiciones para todos, también para las parejas “irregulares”, imitando a Dios que es “bueno” y no “castigador” y “bendice a todos, todos, todos”; el "miedo" a una escalada bélica y la capacidad de "autodestrucción" de la humanidad; la confirmación de que no tiene intención de dimitir y el anuncio de dos viajes: a la Polinesia, en agosto, y a su Argentina natal, a finales de año.

Estos son algunos de los temas tratados por el Papa Francisco en la entrevista concedida al periodista Fabio Fazio para el programa italiano “Che tempo che fa”, emitido este domingo por el canal de televisión italiano Nove. Ya en 2022, Francisco había concedido una entrevista al mismo popular programa (en ese momento transmitido por Rai); ahora un nuevo conversatorio de menos de una hora para reflexionar sobre temas relacionados con la actualidad, los desafíos del mundo, de la Iglesia, del pontificado.

Bendiciones para “todos, todos, todos”
El Papa responde a una pregunta sobre el documento del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, Fiducia Supplicans, que abre la posibilidad de bendecir a parejas en situaciones "irregulares" con respecto a la moral católica, incluidas las parejas del mismo sexo. Documento que ha dejado constancia de reacciones diversas, incluso contradictorias.

Francisco reconoce que "a veces las decisiones no se aceptan" pero muchas veces "es porque no se sabe"; luego reafirma ese principio de “todos, todos, todos” ya expresado durante la JMJ de Lisboa: “El Señor bendice a todos, todos, todos, los que vienen. El Señor bendice a todos los que son capaces de ser bautizados, es decir, a cada persona. Pero entonces las personas deben entrar en conversación con la bendición del Señor y ver cuál es el camino que el Señor les propone. Pero debemos tomarlos de la mano y ayudarlos a recorrer ese camino, no condenarlos desde el principio".

Los confesores perdonan todo
Ésta es "la labor pastoral de la Iglesia" y es una tarea "muy importante" de los confesores, a quienes Francisco reitera la invitación a "perdonar todo" y tratar a las personas "con gran bondad". Él mismo, revela, en 54 años de sacerdocio sólo una vez negó el perdón "debido a la hipocresía de la persona": "Siempre he perdonado todo, pero lo diré también con la conciencia de que esa persona tal vez recaiga, pero el Señor nos perdona, nos ayuda a no recaer, o a recaer menos, pero perdona siempre".

El Señor “no se escandaliza de nuestros pecados, porque Él es padre, y nos acompaña”, afirma el Papa Francisco, confiando que a él le gusta esperar que el infierno este vacío.

Un gran confesor, al que hice cardenal en el último consistorio, es un hombre de 94 años, un fraile capuchino argentino. Y es un gran perdonador, como decimos, de "manga grande", lo perdona todo. Y una vez vino al episcopado cuando yo era arzobispo y me dijo: "Escucha Jorge, tengo este problema, perdono demasiado y a veces tengo la sensación de que no estoy bien" - ¿Y qué haces Luigi? – Voy a la capilla y le pido perdón al Señor: Señor, perdóname, he perdonado demasiado – ¡Pero fuiste tú quien me dio el mal ejemplo!”. Esto es cierto, debemos perdonar todo porque Él nos ha perdonado. Nos dio este “mal ejemplo”.

El riesgo de las guerras
Una vez más, como en estos 100 días de conflicto en Medio Oriente y en estos casi dos años de agresión contra Ucrania, el Papa estigmatiza el horror de la guerra: "Es verdad que es arriesgado hacer la paz, pero más arriesgado es la guerra". Y habla de un encuentro que tuvo el miércoles pasado con una delegación de niños de Ucrania: “Ninguno de ellos sonreía. Los niños sonríen espontáneamente, les di chocolates y ellos no sonrieron. Habían olvidado su sonrisa y que un niño olvide su sonrisa es un crimen. Esto hace la guerra: te impide soñar".

"Quiero ir allí. Diez años está bien, está bien, puedo ir", sostuvo en una entrevista a un programa de la TV italiana. También habló de la guerra, los migrantes y bendición a parejas "irregulares".
  Entrevista de Francisco en "Che tempo che fa" del canal italiano Nove
 
Las bendiciones para todos, también para las parejas “irregulares”, imitando a Dios que es “bueno” y no “castigador” y “bendice a todos, todos, todos”; el "miedo" a una escalada bélica y la capacidad de "autodestrucción" de la humanidad; la confirmación de que no tiene intención de dimitir y el anuncio de dos viajes: a la Polinesia, en agosto, y a su Argentina natal, a finales de año.

Estos son algunos de los temas tratados por el Papa Francisco en la entrevista concedida al periodista Fabio Fazio para el programa italiano “Che tempo che fa”, emitido este domingo por el canal de televisión italiano Nove. Ya en 2022, Francisco había concedido una entrevista al mismo popular programa (en ese momento transmitido por Rai); ahora un nuevo conversatorio de menos de una hora para reflexionar sobre temas relacionados con la actualidad, los desafíos del mundo, de la Iglesia, del pontificado.

Bendiciones para “todos, todos, todos”
El Papa responde a una pregunta sobre el documento del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, Fiducia Supplicans, que abre la posibilidad de bendecir a parejas en situaciones "irregulares" con respecto a la moral católica, incluidas las parejas del mismo sexo. Documento que ha dejado constancia de reacciones diversas, incluso contradictorias.

Francisco reconoce que "a veces las decisiones no se aceptan" pero muchas veces "es porque no se sabe"; luego reafirma ese principio de “todos, todos, todos” ya expresado durante la JMJ de Lisboa: “El Señor bendice a todos, todos, todos, los que vienen. El Señor bendice a todos los que son capaces de ser bautizados, es decir, a cada persona. Pero entonces las personas deben entrar en conversación con la bendición del Señor y ver cuál es el camino que el Señor les propone. Pero debemos tomarlos de la mano y ayudarlos a recorrer ese camino, no condenarlos desde el principio".

Los confesores perdonan todo
Ésta es "la labor pastoral de la Iglesia" y es una tarea "muy importante" de los confesores, a quienes Francisco reitera la invitación a "perdonar todo" y tratar a las personas "con gran bondad". Él mismo, revela, en 54 años de sacerdocio sólo una vez negó el perdón "debido a la hipocresía de la persona": "Siempre he perdonado todo, pero lo diré también con la conciencia de que esa persona tal vez recaiga, pero el Señor nos perdona, nos ayuda a no recaer, o a recaer menos, pero perdona siempre".

El Señor “no se escandaliza de nuestros pecados, porque Él es padre, y nos acompaña”, afirma el Papa Francisco, confiando que a él le gusta esperar que el infierno este vacío.

Un gran confesor, al que hice cardenal en el último consistorio, es un hombre de 94 años, un fraile capuchino argentino. Y es un gran perdonador, como decimos, de "manga grande", lo perdona todo. Y una vez vino al episcopado cuando yo era arzobispo y me dijo: "Escucha Jorge, tengo este problema, perdono demasiado y a veces tengo la sensación de que no estoy bien" - ¿Y qué haces Luigi? – Voy a la capilla y le pido perdón al Señor: Señor, perdóname, he perdonado demasiado – ¡Pero fuiste tú quien me dio el mal ejemplo!”. Esto es cierto, debemos perdonar todo porque Él nos ha perdonado. Nos dio este “mal ejemplo”.

El riesgo de las guerras
Una vez más, como en estos 100 días de conflicto en Medio Oriente y en estos casi dos años de agresión contra Ucrania, el Papa estigmatiza el horror de la guerra: "Es verdad que es arriesgado hacer la paz, pero más arriesgado es la guerra". Y habla de un encuentro que tuvo el miércoles pasado con una delegación de niños de Ucrania: “Ninguno de ellos sonreía. Los niños sonríen espontáneamente, les di chocolates y ellos no sonrieron. Habían olvidado su sonrisa y que un niño olvide su sonrisa es un crimen. Esto hace la guerra: te impide soñar".

“Detrás de las guerras”, insiste el Obispo de Roma, “está el comercio de armas. Un economista me dijo que, en este momento, las inversiones que generan más intereses, más dinero, son las fábricas de armas. Invertir para matar”.

El miedo a una escalada de guerra
Luego, el Obispo de Roma confiesa un temor personal: “Esta escalada bélica me asusta, porque este hecho de dar pasos bélicos en el mundo hace que uno se pregunte cómo acabaremos. Con armas atómicas ahora, que destruyen todo. Cómo terminaremos. ¿Como el Arca de Noé? Esto me asusta. La capacidad de autodestrucción que tiene hoy la humanidad".

Tanta crueldad hacia los migrantes
En la entrevista también hay espacio para el tema tan querido por el Pontífice, el de los inmigrantes, con el recuerdo del abrazo que le dio a Pato, el joven camerunés que perdió el año pasado a su mujer y a su hija de 6 años a causa del hambre, el calor y la sed en el desierto entre Túnez y Libia. Francisco lo recibió en noviembre en Santa Marta. “Hay mucha crueldad en el trato a estos inmigrantes cuando salen de sus hogares para llegar aquí a Europa”, afirma, recordando la dramática situación de muchas personas en los campos de concentración libios y la tragedia de febrero de 2022 en Cutro, en la costa de Calabria. “Es cierto que cada uno tiene derecho a permanecer en su propia casa y a emigrar”, afirma el Papa, pero “por favor, no cierren las puertas”. Lo que se necesita es una política migratoria "bien pensada" que ayude a "tomar el problema de los inmigrantes en nuestras propias manos" y "eliminar todas estas mafias que explotan a los inmigrantes".

Reformas
Pasando el foco a la Iglesia, el Pontífice habla de reformas. La primera que se debe implementar es "una reforma de los corazones", luego pasamos a las estructuras que "deben ser preservadas, modificadas, reformadas según el objetivo". Pero lo primero que hay que hacer es "cambiar el corazón" y limpiarlo de malicia y envidia, el "vicio amarillo que arruina todas las relaciones".

No a la dimisión, sí a los viajes a Polinesia y Argentina
Finalmente, hay una pregunta sobre su posible renuncia al pontificado: “No es ni un pensamiento ni una preocupación ni siquiera un deseo. Es una posibilidad, abierta a todos los papas, pero por el momento no está en el centro de mis pensamientos y de mis ansiedades, de mis sentimientos".

Para confirmar estas palabras, Francisco anuncia los dos viajes previstos como hipótesis en entrevistas anteriores: Polinesia y la Argentina. En la Argentina -donde fue invitado oficialmente con una carta del nuevo presidente Javier Milei- el Pontífice podría ir a finales de año: “Allí la gente está sufriendo mucho. Es un momento difícil para el país. Se está planteando la posibilidad de hacer un viaje en la segunda mitad del año, porque ahora hay cambio de gobierno, hay cosas nuevas... En agosto tengo que hacer el viaje a la Polinesia, muy lejos, y después de esto se haría el de la Argentina si se puede hacer. Quiero ir allí. Diez años está bien, está bien, puedo ir".

Recuerdos de la infancia
Hablando de lo primero que le viene a la cabeza al pensar en su casa, Francisco explicó: "Lo primero son sus abuelos. Nosotros somos cinco. Mamá tuvo a mi segundo hermano cuando yo tenía 13 meses, todavía un bebé al que cuidar, y mis abuelos vivían a 40 metros de distancia. Y mi abuela venía por la mañana, me llevaba a su casa, pasaba toda la mañana, almorzaba con ellos y luego, después del almuerzo, me llevaba de regreso a casa. Este es un hermoso recuerdo que tengo. Y esto explica por qué la primera lengua que hablé no fue el español, sino el piamontés, porque hablaban piamontés. De hecho, fue mi primer idioma. Pero este es el primer recuerdo, los abuelos: es decir, el abuelo y la abuela que, de la mano, me llevaron a casa al final de la tarde. Es un bonito recuerdo".+

Te puede interesar
Lo más visto
IMG-20240419-WA0063

La intendente Fuentes habilitó la nueva iluminación Led de 69 cuadras sobre Av. Aguirre

Soy de Santiago
SANTIAGO CIUDAD 21/04/2024

Acompañada por vecinos y en la continuidad de uno de los principales ejes de la gestión, la intendente, Ing. Norma Fuentes, dejó habilitada la nueva obra de iluminación Led de avenida Aguirre en el tramo comprendido entre Lavalle y Antenor Álvarez, que beneficia a los barrios Primera Junta, San Martín, Francisco de Aguirre, Sáenz Peña, Rivadavia, Colón y Juan Felipe Ibarra, además a quienes transitan por ese importante corredor vial.