SANTIAGO DEL ESTERO Argentina

Una monumental réplica del David de Miguel Ángel desembarcó en Chaco para sumarse al espacio público

Un calco escaneado en 3D del "David", la célebre escultura de Miguel Angel Buonarroti, acaba de llegar al Chaco para ser emplazado en el espacio público y sumarse a las 661 que ya forman parte del acervo de Resistencia, la ciudad que por iniciativa del escultor Fabriciano Gómez (1944-2021) se transformó en un museo a cielo abierto en el que ahora se destacará este ícono que representa la culminación de su sueño de facilitar su contemplación sin tener que viajar a Florencia (Italia), donde está el original.

ESCENARIOS 24/08/2023 Soy de Santiago Soy de Santiago
24-08-2023_un_calco_escaneado_en_3d

La réplica de la obra original de Miguel Ángel Buonarroti (1475-1564), el reconocido artista de obras como las esculturas del "Moisés" de Roma, "La piedad" o los frescos de la Capilla Sixtina en el Vaticano, será instalada próximamente en el corazón del Parque 2 de Febrero de Resistencia.

Durante el acto en el que se acompañó la llegada de la escultura,José Eidman, presidente de la Fundación Urunday que organiza la Bienal de Esculturas -uno de los hitos de esta disciplina a nivel mundial-, destacó el trabajo técnico y artístico que permitió cumplir post mortem el sueño de Fabriciano Gómez.

El método creado por Gisela Kraisman, una de las artistas que conformó el equipo que realizó el calco, salió airoso de los varios propósitos que planteaba esta misión colosal: primero, generar una técnica de reproducción de calcos que combine el uso de nuevas tecnologías con las técnicas escultóricas tradicionales. Segundo, acortar los tiempos del trabajo artístico que requiere esta tarea y finalmente, trabajar con materiales sustentables, que generan poco desperdicio, brindando a la obra final la robustez que precisa para su ubicación en el espacio público.

“Nuestro objetivo siempre fue entregarle un trabajo escultórico de excelencia porque sabemos que eso es lo que esperaban en Chaco. El 'David' fue el trabajo que más nos desafió”, destacó Denise Di Federico, otra de las artistas que intervino en el proyecto.

Eidman remarcó el plus: “De esta experiencia nos va a quedar la tecnología, la capacitación y el soporte de especialistas para que, de ahora en adelante, se pueda hacer la conservación y eventual restauración de nuestro patrimonio escultórico, usando esta plataforma tecnológica para generar gemelos digitales, lo que equivale a decir algo como un banco de células madre de nuestras esculturas”.

Por su parte la escultora Mimo Eidman recuperó las palabras del escultor chaqueño: “Aquí estamos frente al sueño de Fabri, que hoy es una visión certera y nutre la identidad cultural de nuestro pueblo”, dijo.

El sueño

La idea de "El David de Miguel Angel en Chaco", nombre que recibió este proyecto, comenzó en una mesa del café Olegario de Resistencia, en una charla entre Fabriciano Gómez y el artista Darío Klehr. “¿Te imaginás al 'David' de Miguel Angel acá, en Resistencia? me dijo”, recuerda Klehr en diálogo con Télam y añade: “Él tenía la inquietud de hacer un calco del 'David' y me preguntó si me animaba a hacerlo”.

Esa charla fue en mayo de 2019, cuando la iniciativa comenzó a tomar forma en la cabeza de Gómez. En marzo de 2020 iniciaría las charlas telefónicas y presenciales con el Museo de la Cárcova, dependiente de la Universidad Nacional de las Artes (UNA). “Fabriciano siempre estaba pensando en qué traer a la provincia; y un ejemplo de esa voluntad persistente es fácil de dimensionar si pensamos en cuántos escultores del mundo conocieron Resistencia en estos últimos 30 años de concursos”, recuerda Eidman.

Rubén Betbeder, director del Museo de la Cárcova, califica como “una quijotada” el sueño chaqueño de realizar un calco del "David" que ya poseía la Argentina y que fue obsequiado al país en 1910 por el centenario de su independencia.

El "David" que atesora el Museo de la Cárcova es un calco, se estima de primera colada del florentino, con certificado de autenticidad. Se trata de una pieza de yeso monumental y a la vez muy frágil, con más de cinco toneladas de peso y 5,17 metros de altura, que llegó a nuestro país en cinco partes. “Por el valor de la escultura no podíamos arriesgarnos a dañar la obra con el proceso escultórico tradicional para realizar calcos, ya que implicaba cargarle casi 600 kilos de resina, por lo que en un principio nuestra respuesta fue negativa”, explica Betbeder.

Recién el 15 de octubre de 2021 el museo comunicó por correo electrónico a la Fundación Urunday que la misión era posible si se aplicaban métodos no invasivos para la creación de la réplica, como el escaneo 3D. Para esta fecha, Fabriciano ya había fallecido pero su voluntad seguía firme dentro de la Fundación. “Creo que este legado de Fabriciano y la comisión actual de Urunday, se manejó con tanta porfía, con tanta convicción, con tanto convencimiento que había que satisfacer este sueño; y lo han concretado en tiempo récord. Realmente es increíble lo que se ha logrado”, destaca Betbeder.

Con el visto bueno de la UNA, había que generar un instrumento legal que autorizará la creación del calco digital de El David para el Chaco. Para lograr esto se firmó un convenio marco entre la Universidad Nacional de las Artes y Fundación Urunday, que delineaba las condiciones y requisitos bajo los cuales se realizaba el proceso. “En el caso del mellizo digital del David para Resistencia, el porcentaje de coincidencia con el original es del 99%”, explica Diego Tolosa, abogado interviniente por la fundación.

Al sueño de El David en Chaco se sumaron 10 firmas comerciales chaqueñas como mecenas e instituciones del gobierno nacional, provincial y municipal, que hoy hicieron realidad la idea de Fabriciano: “Hacer del arte un bien de todos”.

La materialización

En el camino a la concreción del "David" chaqueño, muchas voluntades se unieron para que esto sea posible. Un rol fundamental lo cumplió la asociación de dos escultoras de Buenos Aires: Gisela Kraisman y Denise Di Federico, de la empresa Dryada, especializada en impresiones 3D, junto a la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), que proporcionó los cálculos para la estructura de metal de la obra.

“La técnica para generar el gemelo digital del 'David' de la Cárcova es original y fue creada por Gisela -recuerda Denise-. Es un proceso único pensado para esta pieza del Chaco que combina el uso de tecnologías como escaneo e impresión 3D con restauración digital y técnicas escultóricas tradicionales para el armado de la obra”, prosigue la artista. Y agrega el director del Museo de la Cárcova: “El hecho que una de las escultoras esté formada en la Escuela de Artes de la UNA, nos permitió garantizar la minuciosidad que El David requería, uniendo la tecnología con la sensibilidad artística”.

En tiempo récord, como lo reconocen todos los participantes de este proyecto, comenzó el proceso de creación del calco digital tridimensional. Durante cinco meses, en los galpones del edificio del Central Park de Barracas, un equipo de artistas, integrado por Adrián Vigil, Ricardo Soto, María Soto, Facundo Albares y Santillán, trabajó noche y día, bajo la guía de Kraisman y Di Federico para que la escultura renacentista pise hoy el suelo chaqueño.

El primer paso del proceso fue el escaneo 3D. “En la digitalización de El David usamos dos tipos de escáneres: uno de láser, que tiene dos centésimas de desviación de precisión, y el segundo de luz estructurada, con cinco centésimas de desviación. El uso de estas dos herramientas permitió tener mayor precisión y poder hacer un trabajo fidedigno. El escaneo duró dos días, se trabajó con el equipamiento sin tocar la obra, a 30 centímetros de la pieza”, detalla Di Federico.

En la segunda etapa, el relevamiento de los escáneres fue alineado y pasó al software, creando el gemelo digital propiamente dicho. “A partir del archivo digital, se realizó una restauración digital en base a escaneos libres del original de Florencia, lo que nos permitió tener muy alta fidelidad con la escultura florentina”, prosigue la especialista.

Una vez restaurado el archivo digital, se pasó a la etapa de impresión 3D con equipamiento Stratasys 3D printer, “que es una de las mejores tecnologías del mercado, generando moldes digitales seccionados por partes para su impresión. Aquí se priorizó la buena terminación y el uso de muchos equipos de impresión, para dar rapidez y calidad al proceso”, explica la responsable de Dryada.

La impresión de los moldes tardó un mes y se realizaron en un material llamado PLA, que está compuesto por almidones biodegradables. En total fueron poco menos de 200 moldes los que completaron la escultura del "David" de 5,17 metros de alto.

“En la etapa de taller fuimos uniendo las partes para generar los taceles, lo que en la escultura clásica se conoce como cada una de las tapas que conforman el molde general que revela la figura de Miguel Ángel. Cada uno de esos taceles se fue adosando a una estructura de metal muy resistente: los moldes van abrazando la estructura y luego se los cuela con resina náutica, de los pies a la cabeza”, detalla Di Federico.

La pieza final es un calco del "David" realizado en moldes impresos en 3D colados con resina náutica, con cargas de fibra de vidrio y otros elementos aditivos, que le dan muy buena resistencia, para que pueda estar expuesto al exterior, resistiendo los rayos UV, la lluvia y el viento. “Una vez que se completa cada parte de la escultura, se rellena con poliuretano expandido y telgopor de alta densidad, para que la pieza quede bien contenida y tenga cierta amortiguación a determinados movimientos”, finaliza la explicación la artista.

Vale destacar que para lograr su traslado y emplazamiento, el "David" chaqueño tiene en la cabeza una tapa final donde se colocó un gancho, cubierta con un presellado que impide el ingreso de cualquier material y garantiza la perdurabilidad de la obra.

Te puede interesar
Lo más visto