SANTIAGO DEL ESTERO Argentina

San Martín: la reconstrucción y el enigma de su rostro

El progreso de la tecnología de la imagen y el trabajo artístico de Ramiro Ghigliazza nos permiten contemplar los distintos rostros del Libertador General Don José de San Martín a lo largo de su vida, desde Yapeyú a Boulogne Sur Mer.

ESCENARIOS 17/08/2023 Soy de Santiago Soy de Santiago
Retrospectiva-San-Martín-por-Ramiro-Ghigliazza_Mesa-de-trabajo-1-1024x458

El progreso de la tecnología de la imagen y el trabajo artístico de Ramiro Ghigliazza nos permiten contemplar los distintos rostros del Libertador General Don José de San Martín a lo largo de su vida, desde Yapeyú a Boulogne Sur Mer.

El resultado de la obra es producto de una intensa investigación. El artista tomó fotos actuales, investigó testimonios de contemporáneos del Libertador y contrastó su imagen con la del daguerrotipo de 1848, la más confiable sobre su identidad. Cada imagen que se puede contemplar representa un momento específico en su vida.

“Decidí iniciar la reconstrucción de San Martín con fotografías de alta definición y técnicas de fotomontaje digital, para no perder lo que más importaba: su expresividad. Para ello, necesitaría de un rostro real que me sirviera como base estructural, capturas de detalles de personas que tuvieran rasgos similares a San Martín, y el daguerrotipo tomado en 1848 como fuente indiscutible para hacer los ajustes necesarios, llevándolo en el tiempo, hacia la fecha de interpretación de su retrato más preciado, el retrato que pintó la profesora de dibujo de Merceditas, cuadro que el Libertador conservó en su habitación hasta su muerte”.  Ramiro Ghigliazza 

El ilustrador Ramiro Ghigliazza nació en Morón, se crio en La Pampa, estudió en Buenos Aires, se perfeccionó en Rosario y, desde hace ya varios años, vive en Pueblo Esther, en la provincia de Santa Fe.

Te puede interesar
Lo más visto
mama-antula-ya-es-santa-QKWT

Mama Antula ya es santa

Soy de Santiago
ESCENARIOS 13/02/2024

El Papa Francisco canonizó este domingo, durante una misa en la Basílica de San Pedro, a Mama Antula, convirtiendo así a María Antonia de San José de Paz y Figueroa en la primera santa argentina.