De Pedro avanzó en negociaciones con Banco Mundial para financiar 800 obras del Norte Grande

EL PAÍS 28 de octubre de 2022 Por Soy de Santiago
El ministro del Interior, Eduardo de Pedro, se reunió hoy con el vicepresidente del Banco Mundial para la región de América Latina y el Caribe, Carlos Felipe Jaramillo, para avanzar en la concreción de un préstamo que financie cerca de 800 obras estructurales para el desarrollo de las provincias que integran el Norte Grande argentino.
Wado-de-Pedro

Las obras relevadas en el marco del Plan de Desarrollo Federal tienen una valuación total aproximada de US$ 41.000 millones, iniciativa que el ministro De Pedro y los gobernadores del Norte Grande presentaron ante los organismos internacionales en la misión a Estados Unidos de septiembre, informó la cartera.

La reunión le da continuidad al primer encuentro de De Pedro y los gobernadores de las provincias del Norte Grande con las autoridades del Banco Mundial y otros organismos internacionales durante la gira que los dirigentes argentinos realizaron en septiembre por Estados Unidos, y a la visita de Jaramillo a las provincias del Chaco y Salta esta semana.

“Hubo una muy buena coincidencia”, celebró el ministro de Pedro, y afirmó que “el Banco Mundial está dispuesto a trabajar en conjunto con Argentina en proyectos que generen trabajo”.

Al término del encuentro realizado en el Salón de los Escudos de Casa Rosada, detalló que el trabajo permanente junto a los gobernadores del norte, “permitió identificar las obras que hacen falta, no sólo para corregir desequilibrios, sino también para potenciar ese perfil productivo, para encender el motor productivo que le va a dar empleo, inclusión y felicidad a todos los vecinos y vecinas de la región”.

Por su parte, Jaramillo celebró el avance “en los lineamientos para hacer un plan de mediano y largo plazo para financiar esta región, que nos parece muy interesante”, e indicó que “vamos a trabajar conjuntamente para que el compromiso del Banco Mundial se extienda a esta región del país.”

“El Banco Mundial quiere tener mayor impacto con la financiación que proveemos a los países; entonces, cuando hay un plan a mediano y largo plazo con proyectos claramente identificados que ayudan a tener un efecto multiplicador sobre la población y la economía, esto es absolutamente ideal, y por eso estamos en este diálogo”, indicó el representante del organismo.

El objetivo del programa es impulsar inversiones en infraestructura que contribuyan a reducir las brechas estructurales en las provincias del Norte y fortalecer la competitividad de la región.

Con este objetivo, el diseño del programa incluirá la posibilidad de acceder a diversas fuentes de financiamiento de los organismos multilaterales de desarrollo, que exceda a los plazos de los gobiernos y que se vaya desembolsando en etapas, tal como se hizo con el préstamo para el saneamiento de la Cuenca Matanza-Riachuelo.

Por su parte, la directora ejecutiva por Argentina y el Cono Sur ante el Banco Mundial, Cecilia Nahón, indicó que durante el encuentro “se pudo confirmar el interés compartido que hay en avanzar hacia un plan de desarrollo a nivel federal, en este caso enfocado en el Norte Grande, pero con una mirada que contemple el potencial de generación de empleo, de producción y de exportación de todo el país”.

Por otra parte, fuentes del Ministerio desestimaron la posibilidad de un aprovechamiento político-electoral de las negociaciones, al señalar que "si se firmara el acuerdo, para el que faltan pasos legales que llevarían todo al 2023, ni Wado, ni el Presidente (Alberto Fernández), ni nadie va a poder cortar una cinta rápidamente".

La participación de los gobernadores es, según los funcionarios, una condición necesaria y un reaseguro de que los fondos se destinarán a las obras que sus provincias necesitan y pidieron.

"El préstamo lo recibe Nación pero el colectivo Norte Grande hace que no se vayan a definir las obras según la mirada en Buenos Aires como ya ha pasado", señalaron.

Ayer, en declaraciones al portal El Destape, De Pedro explicó que su ministerio realizó "un relevamiento con todas las provincias" para saber "cuál es el perfil productivo y en que se quería diversificar".

"Armamos humildemente un aporte para un plan de desarrollo federal. Cuando viajamos a Washington con los gobernadores del Norte Grande presentamos en el Banco Mundial y el BID (...) son 10 gobernadores de distintas fuerzas políticas pidiendo por lo mismo, y presentamos un plan de obras a financiar en 15 años, 2 mil millones por año", comentó.

Del encuentro realizado hoy en Casa Rosada, participaron también el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich -en representación de los gobernadores del Norte Grande-; el secretario de Provincias, Bruno Ruggeri; y el director nacional de Financiamiento con Organismos Internacionales de Crédito, Sebastián Rosales.

Por parte del Banco Mundial, también estuvo el director para Argentina, Uruguay y Paraguay, Jordán Schwartz; el gerente de Operaciones, Paul Procee; la líder del Programa de Crecimiento Equitativo, Finanzas e Instituciones, Ana María Avilés; y la oficial senior de Operaciones Emmy Yokoyama.

Te puede interesar