Manzur encabezó la reunión del Comité Interjurisdiccional de los Bajos Submeridionales en Tostado

EL PAÍS 31 de agosto de 2022 Por Soy de Santiago
El jefe de Gabinete, Juan Manzur, encabezó hoy una nueva reunión del Comité Interjurisdiccional de la Región Hídrica de los Bajos Submeridionales, en la localidad de Tostado (Santa Fe), y ratificó que hay decisión para que las obras tengan una "direccionalidad clara" y "sustentabilidad" porque "exceden a los períodos" de un gobierno.
31-08-2022_el_jefe_de_gabinete_juan

En la reunión estuvieron los ministros del Interior, Eduardo de Pedro, y de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y los gobernadores de Santa Fe, Omar Perotti; de Chaco, Jorge Capitanich, y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora.

Allí analizaron los avances de las obras infraestructura que realiza el Comité Interjurisdiccional de la Región Hídrica de los Bajos Submeridionales (Cirhbas), donde Manzur comprometió el acompañamiento político y financiero del Gobierno nacional para desarrollar una extensión de más de cinco millones de hectáreas en las que están ubicadas 31 localidades de Santa Fe, Santiago del Estero y Chaco.

Manzur dijo que "el Gobierno Nacional va a acompañar todo lo que sea en beneficio de los pueblos del interior de la Argentina" y destacó que "el país va a salir adelante desde el interior hacia el centro".

El ministro coordinador refirió que los gobernadores "dieron detalles de las obras de infraestructura, viales e hídricas y del corredor ferroviario", y remarcó que "esto tiene que ver con acciones en el marco de una planificación, porque no se pueden hacer las cosas de cualquier manera" sino que "hay que tener una direccionalidad clara".

Manzur celebró las obras encaradas en las tres provincias, las que "han dado paso a la integración, a partir de una decisión política expresada por los tres gobernadores, y en el marco de un Gobierno nacional que les expresa: 'Aquí estamos, cuenten con nosotros'". Y llamó a "generar los consensos necesarios", ya que con ello "hay sustentabilidad, porque estas obras exceden a los períodos democráticos de Gobierno".

En ese sentido, De Pedro puso en contexto que las obras encaradas en los Bajos Submeridionales forman parte de una "idea de país que tiene que ver con el federalismo".

Y para eso convocó a la oposición con el objetivo de generar un consenso acerca de cuáles son las obras de infraestructura que le hacen falta a la Argentina para que en cada región haya un polo productivo".

"Las otras fuerzas políticas tienen que manifestar el apoyo a lo que hoy están haciendo el Gobierno nacional y el de la provincia de Santa Fe", agregó el titular de Interior durante el encuentro celebrado en la Villa Recreativa del Club Atlético Tostado.

"Estas obras de infraestructura hacen al trabajo, a la felicidad y al arraigo en cada una de las provincias", añadió, al tiempo que llamó a "defender en cada pueblo, en cada comuna, en cada provincia lo que se está haciendo, porque es de un esfuerzo descomunal".

Y agregó: "Recibimos un país fundido, con más de 100 mil millones de dólares de deuda, y en plenas negociaciones pudimos soportar la pandemia y dar inicio a obras estratégicas destinadas a producir más. Esto es precisamente lo que se vuelve a discutir: un proyecto federal, mediante la toma de decisiones estratégicas".

El Gobierno Nacional, por medio del Ministerio de Obras Públicas, encaró un plan plurianual de obras y proyectos de infraestructura, viales, de agua y saneamiento en la región por un monto total estimado de 82.460 millones de pesos.

Katopodis anunció que en "30 días se iniciará la licitación del primer tramo de la obra hidrovial que unirá a Santa Fe con Santiago del Estero", un trabajo que requerirá una inversión de $ 20.000 millones.

"Hay una voluntad política del presidente Alberto Fernández de generar oportunidades en aquellas regiones que necesitan de un Estado presente", afirmó el ministro de Obras Públicas.

Katopodis señaló que "desde este Gobierno y desde el peronismo estamos convencidos de que la Argentina tiene años prósperos por delante".

Perotti agradeció el respaldo político brindado por Manzur, De Pedro y Katopodis para "poner en valor" más de cinco millones de hectáreas que tienen el potencial de "generar arraigo y una producción sustentable de los alimentos que el mundo necesita", y remarcó que "son obras históricas y casi impensadas, porque la poca gente que habita aquí alejaba a los gobiernos a invertir".

"Este Gobierno Nacional demostró la decisión política de hacerlo y estamos convencidos de las posibilidades que tiene la región tiene para devolver con creces lo que estamos invirtiendo en ella", completó el gobernador, y expresó que "el sector privado también va a invertir", tras lo cual aseguró que "las tres provincias vamos a generar desde aquí producción y alimento para el mundo".

Capitanich destacó el haber podido pasar "del desarrollo teórico a la acción, mediante el financiamiento del Estado Nacional y la concurrencia de los provinciales".

"Hemos avanzado en obras de alcantarillado, así como en lo ligado a la defensa de ciudades", añadió el gobernador de Chaco, quien también recalcó la puesta en marcha de obras de carácter biprovincial, "como el corredor hidrovial que propone Santa Fe", y "obras trascendentes para la integración de las tres provincias" que permitirán "generar comunicación entre comunidades, desarrollo productivo y logística integrada".

Zamora, tras destacar que "el Comité Interjurisdiccional de los Bajos Submeridionales se consolidó para quedarse", hizo foco en las dotes del Norte argentino para incorporarse "a esta posibilidad que genera divisas, trabajo, desarrollo económico y sustitución de importaciones".

Y concluyó que la ejecución de las obras para el aprovechamiento de la región de los Bajos Submeridionales constituye "una posibilidad importante y un tiempo que no hay que perder para desarrollar este plan maestro".

Del total de la superficie que representan los Bajos Submeridionales -unos 54.000 kilómetros cuadrados, el equivalente a 270 veces la ciudad de Buenos Aires-, el 51,38% del territorio le corresponde a Santa Fe; el 24,95% a Santiago del Estero y el 23,57%, a Chaco.

El Plan Director de obras busca transformar a los Bajos Submeridionales en un polo de desarrollo productivo agrícola y ganadero, generador de empleo y arraigo, pero custodiando los recursos naturales.

Además, participó del acto el secretario general del Consejo Federal de Inversiones (CFI) Ignacio Lamothe; el intendente local, Enrique Mualen; las autoridades comunales de los departamentos 9 de Julio, General Obligado y Vera, y legisladores nacionales y provinciales, entre otros.

Lamothe puso de manifiesto la importancia del funcionamiento del Comité Interjurisdiccional, "el cual hace posible que se discutan las diferencias entre provincias, que éstas se resuelvan rápidamente y que se continúe avanzando".

"Es una muy buena noticia el avance del Plan Director de los Bajos Submeridionales", el que no sólo permitirá "ordenar y priorizar obras, sino también establecer la estrategia de desarrollo productivo y de infraestructura de la región", apuntó.