Fuerte respaldo del Presidente a las organizaciones sociales y al trabajo conjunto con el Estado

EL PAÍS 21 de junio de 2022 Por Soy de Santiago
El presidente Alberto Fernández dio hoy un fuerte respaldo a las organizaciones sociales, valoró y agradeció su trabajo en la "contención" de los sectores más vulnerables durante la etapa más crítica de la pandemia de coronavirus y defendió su compromiso ético en la gestión de los recursos, en sociedad con el Estado.
62b207ad9b4cf_900

"Han trabajado denodadamente para que la Argentina no explote", afirmó el jefe de Estado al referirse a las organizaciones sociales, en un discurso que pronunció en el Museo del Bicentenario, donde lanzó el III Foro Mundial de Derechos Humanos que se desarrollará en la ciudad de Buenos Aires en mayo de 2023.

Recordó que, cuando llegó al Gobierno, "la verdadera discusión era cuánto tiempo iba a pasar para que haya un estallido social o el primer saqueo".

"Nada de eso pasó, en gran medida porque las organizaciones sociales estuvieron al lado de los más necesitados. No se llevaron la plata de los vulnerables, los acompañaron, los alimentaron, se asociaron al Estado en la gestión de todo eso; no saben todo lo que hicieron por los derechos humanos", reflexionó.

Fernández insistió con que los movimientos estuvieron junto al Gobierno "ayudando a contener a los sectores vulnerables, llevando solidaridad y compromiso donde no existía".

"Quiero agradecérselos, aun cuando algunas hagan picardías que nosotros no convalidamos", advirtió y agregó: "Lo que no es bueno es generalizar; no esperen que yo generalice. Mi eterna deuda de gratitud para con cada una de esas organizaciones".

Ayer, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner remarcó que el Estado debe recuperar "el control y la auditoría de las políticas sociales", una definición alineada con una campaña del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad bonaerense que les recuerda a los destinatarios de programas sociales que tienen el derecho a recibir la totalidad de la prestación.

"El Estado nacional debe recuperar el control y la auditoría de las políticas sociales, que no pueden seguir tercerizadas. Eso no es peronismo, el peronismo es laburo, es trabajo. El peronismo no es depender de un dirigente barrial para que nos den el alta y la baja", dijo Fernández de Kirchner.

Hoy, el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, adscribió al planteo de la expresidenta y explicó: "Lo que decimos es que la clave es que el Estado gobierne la economía y genere oportunidades para el conjunto de la sociedad".

"Resignarnos a que hay una economía paralela es un error. Defendemos la economía popular y social en términos de autoorganizarse. Puedo entender eso de un gobierno neoliberal como el macrista, pero nosotros no podemos dejar a la deriva a inmensos sectores de la sociedad", completó en diálogo con Radio 10.

Incluso, Larroque ponderó lo expresado por Fernández de Kirchner y advirtió: "No escucharla (a la vicepresidenta) es suicida; es un discurso completo; material de estudio; hay muchos conceptos que tienen que ver con tratar de salir de una situación muy compleja que nos toca atravesar".

Con ese análisis, juzgó que "hay que tener un buen diagnóstico para acertar las medidas" necesarias y, también, "coraje" para adoptar las decisiones "que requiere el contexto".

Además, Larroque rechazó la idea de encuadrar lo expresado por la Vicepresidenta "en términos de internas" y pidió que se establezca hacia adentro del FdT "una agenda por la positiva".

"Con ideas claras. Nadie tiene la verdad revelada. Pero tenemos que dar los debates y tener el coraje de tomar las decisiones que haya que tomar", insistió Larroque sobre la necesidad de profundizar el intercambio de ideas puertas adentro de la coalición gobernante.

Hoy, dirigentes de los movimientos sociales que integran el FdT consideraron que "existe una matriz ideológica antigua que no comprende" el trabajo que cumplen en la actualidad estas agrupaciones y negaron que exista "una tercerización" de parte del Estado con relación a la administración de los planes que perciben los trabajadores desocupados.

De esta forma, los referentes de estos sectores se refirieron a los conceptos formulados por la vicepresidenta y plantearon: "En términos de políticas sociales, el discurso de Cristina marcó aspectos en los que podemos coincidir, como la universalización, pero creemos que le erró al enfoque porque tiene diferencias con algunas organizaciones sociales".

Bajo el título "La economía popular es trabajo, no tercerización", la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (Utep) emitió un comunicado en el que subrayó que en la Argentina "más de diez millones de adultos no tienen empleo registrado ni ingresos regulares".

"En la pandemia todos y cada uno de ellos se inscribieron para pedir un ingreso de emergencia. No por eso son vagos o planeros. Son todos trabajadores y trabajadoras. En todo caso, lo que les falta son derechos y un ingreso suficiente para vivir con dignidad", dice el texto que la Utep difundió a través de las redes sociales.

En otro tramo, también, la organización consideró injusto "que miles de militantes sociales y trabajadores sean estigmatizados" y analizó que la economía popular constituye "un refugio donde cientos de miles encontraron un espacio de pertenencia, organización y trabajo".

"Sus aportes a la sociedad son mucho mayores que las situaciones negativas que repudiamos", expresaron los dirigentes de la Utep e invitaron a conocer las unidades productivas de la organización y a participar de la movilización del 7 de agosto próximo por "tierra, techo y trabajo", en el día de San Cayetano.

En este contexto, el Presidente pidió a la dirigencia del Frente de Todos: "Les pido que no cedamos. Sigamos firmes en nuestras convicciones, que nada nos confunda, que nuestras diferencias no nos hagan decir cosas injustas y que estemos muy unidos".

Por su parte, el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, ratificó que "todos están de acuerdo en que los planes sociales deben transformarse en trabajo" formal en el seno del Gobierno, en una entrevista que concedió a El Destape Radio.

En tanto, el secretario de Relaciones Parlamentarias de Jefatura de Gabinete, Fernando "Chino" Navarro, aseguró hoy que los movimientos sociales quieren "ser parte de la solución" para los problemas argentinos y advirtió que quienes "se benefician con las peleas" en el FdT son los dirigentes de la oposición, como el expresidente Mauricio Macri y el diputado libertario Javier Milei.

En declaraciones a Radio con Vos, Navarro defendió el trabajo realizado por las organizaciones sociales durante la pandemia: "Hubo 15 mil comedores populares. Son ollas bajo un árbol, un techo precario, una cocina humilde. Hubo hombres y mujeres que murieron atendiendo sus vecinos", recordó.

También, desde el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), Juan Grabois señaló a través de la red social Twitter que "la economía popular no es tercerización de facultades que antes ejercía maravillosamente el Estado sino creación heroica de los excluidos".

Te puede interesar