Biden abre las discusiones de la cumbre y proclama que "América siempre será la prioridad de EEUU"

MUNDO 09 de junio de 2022 Por Soy de Santiago
El presidente Joe Biden proclamó hoy que América "siempre será la prioridad de Estados Unidos" y llamó a sus pares del continente a trabajar juntos para alcanzar acuerdos, durante la Cumbre de las Américas en Los Ángeles.
09-06-2022_el_presidente_estadounidense_joe_biden

"Pase lo que pase en el mundo, América siempre será la prioridad de Estados Unidos", dijo Biden al inicio de las sesiones plenarias de la cumbre en un centro de convenciones junto a líderes americanos, entre ellos el presidente Alberto Fernández.

La intervención abrió formalmente un día y medio de deliberaciones para que los líderes expongan cara a cara hasta mañana su visión y busquen consensos en cuestiones de economía, clima, inmigración y democracia.

"Tendremos una oportunidad de encontrar formas de ser más útiles a nuestros pueblos, trabajando juntos, enfatizo, 'trabajando juntos'; eso es lo que nuestros pueblos esperan de nosotros", señaló Biden.

La cita llega envuelta en polémica por ausencias y señales de divisiones que parecen reducir las chances de una reconexión duradera entre América Latina y un Estados Unidos que ha dado prioridad a las alianzas estratégicas con países de Europa y Asia.

Biden necesita recuperar terreno en la región para atajar la mayor presencia de China y mostrar que lidia con cuestiones continentales de alto impacto en Estados Unidos, como la inmigración, antes de las elecciones legislativas en su país, en noviembre.

Pero los boicots a la cumbre, sumados al estancamiento en el Congreso de iniciativas para invertir en América Latina, han complicado los planes de Washington, que ahora centra sus gestiones en recabar el apoyo corporativo para sus fines.

Horas antes de abrir las sesiones plenarias, Biden exhortó a los CEOs y ejecutivos de algunas de las mayores compañías de América a acompañar un esfuerzo en momentos en que el mundo y el continente sienten el impacto económico de la guerra en Ucrania.

"Mi desafío a todos ustedes es que si redoblan el paso y tienen un mayor rol en promover un crecimiento equitativo, inclusivo y sustentable en el siglo 21, mucho va a suceder", dijo Biden a los CEOs.

"Ninguno de nosotros podrá realizar plenamente nuestras ambiciones para la región por sí solo", agregó.

Más tarde, en su discurso en la cumbre, Biden enumeró una serie de iniciativas de su Gobierno hacia las Américas anunciadas esta semana, casi todas ellas consistentes en compromisos de inversión en la región de grandes empresas estadounidenses.

Entre ellas, figura una nueva "alianza" con América Latina para movilizar inversiones y mejorar las instituciones focalizada sobre todo en tres países de Centroamérica que son lugar de procedencia de miles de inmigrantes ilegales que llegan a Estados Unidos.

Una de las propuestas impulsa una reforma del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y 1.900 millones de dólares del sector privado para fomentar el empleo y contener la migración desde Honduras, Guatemala y El Salvador.

Estados Unidos también financiará un nuevo cuerpo de salud panamericano para mejorar la formación de 500.000 trabajadores sanitarios.

Además, mañana se aprobará la llamada Declaración de los Ángeles sobre Migración, un plan para contener el aluvión de migrantes centroamericanos que intentan ingresar a Estados Unidos tras atravesar México de sur a norte en grandes caravanas.

Biden reiteró, al abrir las sesiones plenarias, una defensa abierta de la democracia que hizo anoche al inaugurar la cumbre con una ceremonia y otro discurso.

El tema cobró relevancia luego de que Estados Unidos excluyera de la cumbre a Cuba, Nicaragua y Venezuela por considerar que sus Gobiernos son "dictaduras".

Esto provocó rechazo en algunos gobernantes americanos, encabezados por el presidente de México, Andrés López Obrador, que desistió de ir al encuentro en señal de protesta.

Biden dijo hoy que las Américas atravesaron un gran cambio en las últimas décadas que implicó nuevos desafíos a los que hay que buscar nuevas respuestas, pero que esto no provocó ninguna mudanza en su opinión sobre la importancia de la democracia.

"No hay razón por la que el Hemisferio Occidental no pueda ser la región más democrática, la más próspera, pacífica y segura del mundo. La experiencia democrática significa libertad y oportunidades para todos", agregó.

La ocupada jornada de Biden incluyó reuniones con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y otro muy esperada con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

También, junto a su vicepresidenta, Kamala Harris, se reunió con líderes del Caribe y formó una declaración sobre energía limpia, mientras que la primera dama, Jill Biden, encabezó un almuerzo con las esposas de los demás mandatarios.

El día terminaba con una cena de gala en Getty Villa, un museo de arte con vista al Pacífico.

En el encuentro con los líderes caribeños, Biden firmó la llamada Asociación entre Estados Unidos y el Caribe para abordar la Crisis Climática (PACC 2030), una iniciativa lanzada poco antes por Harris.

Estados Unidos también "brindará apoyo" a Brasil, Colombia y Perú a través de la llamada "Amazonia Connect", que se lanzó en la cumbre climática de Glasgow, en el Reino Unido, dijo un funcionario estadounidense a periodistas.

Además, espera la inclusión de cinco miembros más (Barbados, Jamaica y Guyana, Brasil y Argentina) en la iniciativa Energías Renovables para América Latina y el Caribe (RELAC, en inglés), integrada por otras 15 naciones, agregó.

López Obrador envió a la cumbre a su canciller, Marcelo Ebrard, quien, a su llegada, calificó la exclusión de "error estratégico" y abogó por "refundar el orden interamericano".

"Es evidente que la OEA y su forma de actuar están agotados", dijo sobre la Organización de los Estados Americanos (OEA), el organismo con sede en Washington que organiza la Cumbre de las Américas junto al país anfitrión.