La lluvia ayudó a controlar focos en el Parque Nacional Iberá y llevó un poco de alivio

EL PAÍS 25 de febrero de 2022 Por Soy de Santiago
Las condiciones meteorológicas se convirtieron en el más eficaz aliado de los brigadistas que luchan contra el avance del fuego en la provincia. En las últimas horas cayeron 80 milímetros en la zona de Laguna Iberá y se esperan nuevas precipitaciones la próxima semana.
6219002956ae8_900


Las lluvias que se registraron este viernes en Corrientes facilitaron a los brigadistas el control de grandes focos de incendio en la zona de San Alonso, dentro del Parque Nacional Iberá, un área sensible en la que se desarrolla una iniciativa de protección del yaguareté, mientras que el fuego consumió más de 930 mil hectáreas en la provincia, lo que equivale al 11 por ciento del territorio, según datos oficiales.

El intendente del Parque Nacional Iberá, Daniel Rodano, afirmó que "esta mañana se pudo hacer un sobrevuelo en helicóptero de la zona de San Alonso y pudimos comprobar que las lluvias de anoche tuvieron el efecto que esperábamos y aplacaron las llamas".

"Todavía registramos zonas de calor y lugares donde todavía el fuego está activo pero tenemos la oportunidad de darle descanso a los brigadistas que están combatiendo ahí y montar una guardia de cenizas mientras esperamos las lluvias de la semana que viene", sostuvo en declaraciones a Télam.

Las precipitaciones también permitieron apagar focos en el Parque Provincial Iberá, aledaño al de jurisdicción nacional.

"Ya llovieron en las últimas horas unos 80 milímetros y en la zona de Laguna Iberá, en Carlos Pellegrini, ya no se regristran focos ígneos y en la zona central de los esteros, hacia el este, en este momento tampoco", aseguró el intendente del Parque Provincial Iberá, Walter Drews, aunque aclaró que "en los embalsados puede haber fuegos internos, por eso hay guardias de cenizas y los brigadistas se quedan por si hay indicios de fuego".

En la misma línea, el jefe de Operaciones de Defensa Civil, Orlando Bertoni, afirmó que las precipitaciones "trajeron un gran alivio" y "aplacaron en gran medida la terrible situación que estábamos viviendo".

Tras precisar que las precipitaciones continúan en las localidades de Villa Olivari, Ituzaingó, Santo Tomé, Perugorría y Gobernador Viarasoro, entre otras, Bertoni declaró a esta agencia que el "pronóstico es alentador" porque se espera que siga lloviendo durante toda la jornada de este viernes y también de mañana.

Según un informe emitido por la Extensión INTA (Instituto Nacional Agropecuario), el fuego ya arrasó 934.238 hectáreas, equivalente al 11 por ciento del territorio correntino. En ese contexto de grave perjuicio al ecosistema, sólo en cinco días (del 16 al 21 de febrero) se consumieron 149.000 hectáreas.

Respecto del combate del fuego en el Parque Nacional, Rodano afirmó que "este jueves la situación fue muy crítica, porque el viento había impulsado las llamas a gran velocidad en sentido a la loma de la isla que es un área de los esteros con menos humedad en el suelo y había riesgo de que se expanda y provoque daños muy serios".

"Allí desplegamos este jueves tres de los equipos de trabajo que vinieron en la delegación de los brigadistas de las Fuerzas Armadas de Bolivia junto a un tractor y un batán para que dispongan de agua y ellos, sumados al personal que estaba desplegado en la zona, pudieron contener el avance del incendio hasta que la meteorología nos dio una mano", resaltó.

Te puede interesar