Cafiero se reúne con Blinken, en semanas claves para la renegociacion de la deuda con el FMI

EL PAÍS 18 de enero de 2022 Por Soy de Santiago
El canciller argentino, Santiago Cafiero, se entrevistará mañana en Washington con el secretario del Departamento de Estado, Antony Blinken, con quien repasará distintos aspectos de la agenda bilateral, en semanas claves para las negociaciones del Gobierno nacional con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda de 44.000 millones de dólares contraída con ese organismo por la administración de Mauricio Macri.
cafiero 02

Cafiero, quien llegó hoy a la capital estadounidense en una visita oficial de dos días, tiene previsto además reunirse con la presidenta de la Cámara de Representantes, la líder demócrata Nancy Pelosi.

En su primera jornada de trabajo en Washington, el canciller mantuvo un encuentro con el embajador argentino en los Estados Unidos, Jorge Argüello, y los representantes de la Argentina ante los organismos multilaterales, encabezados por Sergio Chodos.

Si bien el tema de la deuda y el acuerdo con el FMI no figuran oficialmente en los puntos de la agenda de la reunión de Cafiero con Blinken, prevista para mañana a las 13 (hora en Estados Unidos), no se descarta que la cuestión surja durante la conversación, según señalaron a Télam fuentes oficiales.

"Se trata de la primera reunión de alto nivel entre los cancilleres de ambos países, y que contiene una agenda bilateral y política, en la que se repasará toda la relación, que es óptima, intensa y fructífera", dijeron a esta agencia las fuentes oficiales sobre el encuentro del jefe del Palacio San Martín con Blinken.

Esta idea pareció quedar plasmada en un mensaje que el embajador Argüello publicó hoy en la red social Twitter, en el que dio la bienvenida al canciller argentino a Washington y destacó la "agenda intensa" que se desplegará con el departamento de Estado y autoridades del Gobierno de los Estados Unidos.

"El encuentro con el secretario Blinken para abordar la rica y diversa agenda bilateral, marcará un paso adelante en la relación" de los presidentes Alberto Fernández y de los Estados Unidos, Joe Biden, agregó Argüello, quien también viene manteniendo reuniones políticas de primer nivel de cara a la renegociación de la deuda con el FMI.

Según señaló la semana pasada la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, el acuerdo con el organismo que preside Kristalina Georgieva "no es solamente un tema económico" y, por lo tanto, en esta negociación participa no solo el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien lleva adelante reuniones "permanentemente", sino también el embajador Argüello, por parte de la Cancillería argentina.

El encuentro "será para llevar adelante otro tipo de reuniones que tienen que ver con la discusión geopolítica y entre Estados sobre el próximo acuerdo (con el FMI)", entre otros temas, señaló la portavoz.

"Argentina ya presentó su propuesta (al organismo multilateral de crédito) y espera, está en manos del FMI ahora tratar de dar la respuesta lo más rápido posible", sostuvo el jueves pasado Cerruti en su habitual conferencia de prensa en la Casa de Gobierno.

Antes de emprender el viaje a Washington, y de cara a esta misión, Cafiero se reunió el viernes último con Guzmán en el ministerio de Economía, quien le detalló las últimas novedades de las negociaciones con el FMI, y tomó nota de los puntos conceptuales de la propuesta argentina, con el fin de delinear los planteos políticos que llevará ante Blinken y también expondrá a Pelosi, influyente líder del partido gobernante, detallaron las fuentes.

Es que si bien el Tesoro de los Estados Unidos -con incidencia en el organismo de crédito internacional- sostiene una postura más "técnica" en torno al tema de la deuda, y que el FMI no es solo Estados Unidos, en el Gobierno nacional evalúan que "la política puede colaborar para encauzar la cuestión".

En la búsqueda de un aval de Estados Unidos -principal accionista del Fondo- para cerrar la negociación, el propósito de las conversaciones es que se reconozca que el crédito otorgado al expresidente Mauricio Macri fue "estrictamente político", y que tanto las administraciones de Joe Biden como la de Alberto Fernández no son responsables del préstamo que se le dio a la Argentina en épocas del ex primer mandatario Donald Trump, según las fuentes.

Este concepto lo viene sosteniendo desde hace tiempo Fernández, al afirmar que el crédito concedido en 2018 fue un "préstamo político" y que Trump le concedió los recursos a Macri.

De hecho, el propio Macri admitió tiempo atrás que los fondos del préstamo se emplearon para "pagarle a los bancos comerciales que se querían ir" de la Argentina porque "tenían miedo de que volviera el kirchnerismo".

Ahora, con los "buenos datos que arroja la economía del país se fortalece la postura argentina, porque demuestra que, si nos dejan crecer, se puede pagar", señalaron las fuentes, que subrayaron que "el crecimiento se demostró con datos concretos".

El hecho de que los planteos expresados en noviembre pasado en la Cumbre de Líderes del G20 realizada en Roma por el presidente Fernández hayan estado en el documento final del Grupo, "naturalmente habla de que la Argentina tiene una voz que no solo expresa el caso argentino sino también el de los países de renta media que están en una situación similar", había recordado Cafiero en su oportunidad.

En esa cumbre, Fernández sostuvo: "La deuda externa que mi gobierno heredó con el FMI y que hoy estamos afrontando es un claro ejemplo de lo que está mal: única en la historia por su monto y por sus condiciones de repago, aprobada para favorecer a un gobierno en la coyuntura, acaba condenando a generaciones que miran impávida el destino que le ha sido impuesto".

Antes del plenario de líderes de esa reunión, el presidente argentino mantuvo un breve encuentro informal con Biden, y conversó también con la titular del Tesoro Janet Yellen quien estaba acompañada por su asesor y exnúmero 2 del Fondo, David Lipton, durante el mandato de Christine Lagarde.

Te puede interesar