MENDOZA: una mujer vio cómo secuestraban a un nene, siguió al secuestrador y evitó lo peor

EL PAÍS 07 de enero de 2022 Por Corresponsalía Soy de Santiago
El hecho ocurrió en Tunuyán, donde una vecina observó desde la ventana de su cocina cómo un hombre se llevaba al menor a la fuerza de una plaza.
MENDOZA
El hombre que intentó secuestrar al nene fue detenido por las autoridades. (Foto: Gentileza Mendoza Post)

Una mujer vio cómo intentaban secuestrar a un nene de siete años en una plaza mendocina, siguió al secuestrador que se llevaba al niño y logró rescatarlo.

El hecho ocurrió este miércoles en las horas del mediodía en la localidad de Tunuyán, en la provincia de Mendoza, cuando Paula Morales miraba por la ventana de su cocina, se percató del intento de secuestro y decidió tomar cartas en el asunto.

Al mirar lo que estaba pasando, observó una situación que le resultó extraña, ya que conocía tanto al niño como al hombre y sabía que no existía relación previa entre ellos.

La mujer contó a los medios locales que el hombre agarraba con demasiada fuerza al niño de su mano y le decía que camine más rápido, detalles que la alarmaron.

Cuando ambos se alejaron, decidió seguirlos y comenzó a gritar que dejara al niño. La mujer, que estaba con su hijo de cuatro años, fue junto a él en su vehículo y avanzó hasta una finca donde visualizó a lo lejos que el hombre llevaba al nene secuestrado a pie.

Morales relató que alcanzó a ver cuando el hombre se metía en un campo en el mismo momento que los empleados de la finca salían del lugar.

Cuando la mujer lo alcanzó con su camioneta vio que el niño secuestrado estaba llorando y que el hombre no lo soltaba. Allí, el sujeto cambió su relato y dijo que estaba cuidando al chico porque la madre estaba trabajando.

La mujer se mantuvo firme y le pidió que ambos salieran a la ruta. Según comentó al medio tunuyano, su idea era que al pasar de regreso, la cámara de seguridad de su casa pudiera filmar al hombre si hacía el mismo trayecto.

El hombre se sintió acorralado y emprendió el camino que hizo en dirección hacia el lugar del secuestro, siempre con el niño de la mano y relatando que estaba al cuidado del chico. La mujer los siguió de cerca en su camioneta hasta que estuvieron cerca del domicilio del niño y allí lo dejó.

Minutos después, la heroína de esta historia buscó a la madre del niño que estaba en la casa y desmintió toda la historia de este hombre. La madre del nene no estaba trabajando en el lugar que indicó el secuestrador y pensaba que su hijo estaba jugando en la plaza.

Tras lo sucedido, la mujer se acercó hasta la comisaría local para realizar la denuncia de lo sucedido y se abrió una investigación.

Te puede interesar