El Centro de Jubilados "Amelia de Farhat" del barrio América del Sur tendrá su anhelada sede

SANTIAGO DEL ESTERO 12 de agosto de 2021 Por Soy de Santiago
En el terreno ubicado sobre calle Trinidad y Tobago, entre Guyana y Uruguay, decenas de personas se reunieron y esperaron a las autoridades municipales para dar inicio a un anhelado proyecto: la futura sede del Centro de Jubilados "Amelia de Farhat", agrupación que existe desde hace ya varios años y nuclea a los adultos mayores de este barrio ubicado en la parte sur de la capital santiagueña.
america 4

Surgido por iniciativa de varios vecinos, el Centro funciona como un punto de reunión en el que se llevan a cabo una serie de actividades (desde gimnasia, hasta clases de danzas folkóricas y percusión, incluyendo además taller de pintura). Sus asociados pueden recibir, también, servicios de nutricionista y reflexología.  

Entre sus cabezas visibles están Reina Moyano, una vecina que es la portavoz del grupo, además de su presidenta, Noemí Reimondi (secretaria) y Ana María Bratti (tesorera). Las acompañan siempre en la gestión otros vecinos como Luis Farhat, Malissa Hid y Lucy de Fernández (la querida ex enfermera del barrio). 

Todos ellos tuvieron un rol muy activo en la reunión del viernes pasado. Mientras los obreros municipales cavaban la zanja perimetral del lote en el que se levantará el futuro edificio, los nombrados recibían a quienes iban arribando al evento, desde periodistas de TV hasta funcionarios del área municipal, e incluso otros vecinos de barrios aledaños.  

El acto también contó con la presencia de las maestras del jardín municipal Shunko, del cual fuera directora la recordada Amelia Farhat y cuyo edificio se encuentra a pocos metros del predio. 

Antes del acto del viernes, los jubilados del Centro charlaron con este medio acerca de las expectativas que tienen para el futuro y que no se limitan, exclusivamente, a la franja de adultos mayores. Aseguraron que la intención es, entre tantas otras, integrar a las personas más jóvenes del barrio a participar.  

Tal integración ya ocurrió en 2019, cuando tuvo lugar el festejo por los 50 años, una celebración en plena calle que reunió a vecinos de todas las edades, incluso a aquellas personas que ya no residían en el América del Sur.  

Respecto de la obra futura, los vecinos comentan que el primer tramo consiste en  levantar el muro perimetral. Luego se proyecta la construcción de la sede, que incluiría las instalaciones necesarias para que las actividades del Centro se lleven a cabo. 

Mientras expresan todos sus anhelos, los vecinos jubilados remarcan que hay mucho por hacer. Y que es necesario convocar todo tipo de recursos (materiales y humanos) para empezar a concretar el noble sueño de la sede propia. 

america 3

 

Te puede interesar